lunes, 24 de abril de 2017

Nicho y hábitat

Se cree que cada especie tiene su propio papel ecológico dentro de la estructura  y funcionamiento de una comunidad; dicho papel se denomina nicho ecológico, es decir los papeles funcionales de las especies dentro de una comunidad.

Aunque el concepto de nicho ecológico ya ha estado en uso en ecología desde principios del siglo xx, el ecólogo de Yale, G. E. Hutchinson fue el primero en describir en 1957 la naturaleza  multidimensional del nicho que se acepta hoy. Un nicho ecológico considera todos los aspectos bióticos y abióticos de la existencia de la especie; es decir, todos los factores físicos, químicos y biológicos que las especies requieren para sobrevivir, permanecer sanas y reproducirse.

Entre otras cosas, el nicho incluye el ambiente local en que vive una especie: su hábitat. Un nicho también comprende lo que una especie come, qué se la come, qué organismos compiten con ella y cómo interactúa con los componentes abióticos de su ambiente, como luz, temperatura y humedad, y
como es infl uida por ellos. Así, el nicho representa la totalidad de adaptaciones de una especie a su ambiente, su uso de recursos y el estilo de vida al que se adapta. Aunque una descripción completa de nicho ecológico de un organismo implica muchas dimensiones y resulta difícil de definir con precisión, los ecólogos suelen confi nar sus estudios a una o algunas variables del nicho, como conductas de alimentación o capacidad para tolerar temperaturas extremas.

El nicho ecológico de una especie es mucho más amplio desde un punto de vista hipotético que real. Una especie suele ser capaz de usar muchos más de los recursos de su ambiente o de vivir en una variedad de hábitats más amplia de los que realmente habita. El nicho ecológico potencial de una especie es su nicho fundamental, pero varios factores, como la competencia con otras especies, pueden excluirla de parte de su nicho fundamental. Así, el estilo de vida que una especie persigue realmente y los recursos que verdaderamente usa constituyen su nicho realizado.

Un ejemplo puede ayudar a hacer esta distinción más clara. La lagartija verde, nativa de Florida y otros estados sudorientales de Estados Unidos,  se posa en los árboles, arbustos o vallas durante el día en espera de presas: insectos o arañas. En el pasado estas pequeñas lagartijas abundaban en Florida. Sin embargo, hace algunos años, una especie relacionada, la lagartija café, fue introducida desde Cuba en el sur de Florida y rápidamente se volvió común.


De repente, las lagartijas verdes se volvieron raras, aparentemente expulsadas de su hábitat por competencia con las lagartijas cafés ligeramente más grandes. Sin embargo, una investigación detallada descubrió que las lagartijas verdes aún habitaban el lugar. Ahora estaban bastante confinadas a la vegetación en los humedales y a las copas foliadas de los árboles, donde eran menos fáciles de ver. La porción de hábitat del nicho fundamental de las lagartijas verdes incluye los troncos y las copas de los árboles, las paredes exteriores de las casas y muchos otros sitios. Una vez que las lagartijas cafés se establecieron en el hábitat de las lagartijas verdes, desplazaron a éstas de todas partes, salvo de los humedales y de las copas de los árboles; la competencia entre las dos especies redujo el nicho realizado de las lagartijas verdes . Debido a que las comunidades constan de numerosas especies, muchas de las cuales compiten en alguna medida, las interacciones entre ellas producen el nicho realizado de cada especie.


Tomado textual de: Solomon, E. P., Berg, L. y Martin D.W. (2013). Biología, Novena edición. Cengage Learning Editores, S.A. de C.V.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Partes de la división

Dividendo: es el número que queremos repartir y por la cual realizamos la  división . Divisor: es la cantidad por la cual dividiremos la c...