Dan sentencia condenatoria a sacerdote por abuso sexual contra un menor

Es la primera vez en México que un párroco recibe sentencia condenatoria por abuso de un menor; Carlos López fue acusado por abusar de un niño durante cuatro años
Dan sentencia condenatoria a sacerdote por abusar de un menor en CDMX
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
13/03/2018
12:06
Perla Miranda
Ciudad de México
-A +A

Por primera vez en México, un sacerdote recibió sentencia condenatoria por abusar de un menor de edad durante cuatro años. Al respecto, la Arquidiócesis Primada de México ratificó el dictamen de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y manifestó disponibilidad para colaborar con las autoridades.

A través de un comunicado, se expresó solidaridad con Jesús Romero Colín, la víctima, y con su familia.

“Nos solidarizamos con la víctima y su familia. Lamentamos profundamente lo sucedido. Estos comportamientos terribles nos producen dolor y vergüenza, y nos confirman en el compromiso de hacer todo lo necesario para sanar estas situaciones desde la raíz”.

La Arquidiócesis, encabezada por el arzobispo Carlos Aguiar Retes, aseguró que no estará conforme hasta erradicar estos actos de la Iglesia católica. “Como ha dicho recientemente el Papa Francisco, esta es una de las prioridades de la Iglesia de nuestra época”.

Advirtió que habrá “tolerancia cero" ante hechos de este tipo. “No hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores, ratificamos nuestro criterio de actuación de tolerancia cero ante estas situaciones, y de la necesidad de informar, de reconocer el mal y de pedir perdón”.

El caso

Cuando era niño, Jesús Romero Colín quería convertirse en sacerdote, por ello se fue a vivir a una iglesia con el párroco Carlos López, quien prometió a su familia ser su guía para que el menor de edad cumpliera su deseo. 

Entre 1994 y 1998, Romero Colín fue abusado por el religioso y fue hasta 2007 que decidió interponer una denuncia.

En 2010 el sacerdote fue separado por la Iglesia del ministerio, pero la víctima denunció que seguía oficiando misa por su cuenta, hasta que fue detenido en septiembre de 2016, en Morelos.

Romero Colín recibió una carta personal del papa Francisco en la que expresaba su "dolor y vergüenza" y le pedía "perdón en nombre de la Iglesia".

etp

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios